La espera terminó: Abrimos nuestras puertas